Fernando Costa

Fernando Costa, el rapero que lo ha dado todo por cambiar la vida de su familia

Fernando Costa es un cantante de rap y hip-hop nacido en Ibiza, España, el 13 de julio de 1995. Vivió y se crio en el núcleo de una familia humilde, al lado de su madre, padre y abuela materna y nos deleita con su arte desde el año 2018, publicando sus obras musicales en su canal de YouTube, donde inicialmente utilizaba las pistas de otros de sus colegas con más tiempo en el terreno.

¿Cómo era la vida para Fernando Costa antes de dar su gran salto a la fama?

Como bien es sabido, este rapero español proviene de una familia realmente humilde. Su madre oficinista y su padre mecánico, ambos, de la mano con su abuela materna, se han encargado de darle lo mejor que pudieron a lo largo de su vida. Así pues, tanto en sus letras como en su vida personal, siempre toca temas como la lealtad, gratitud y trabajo duro.

“Fui cajero de un supermercado, trabajé en Ibiza en la noche recogiendo vasos, pero al final del día, yo todo lo que lucho es por intentar cambiarle el estilo de vida a mi familia utilizando el rap y la influencia de los conciertos y la gente que nos escucha”, también ha dado a conocer que para nada se considera una persona de excesos y derroche, en parte, por las mismas carencias que vivió antes de su gran despegue.

En cuanto sus estudios, cursó el bachillerato de Artes y aunque nunca fue un estudiante promedio, se las arreglaba para no perder el año. No obstante, durante su etapa en el instituto, vaya que la historia fue otra y todo esto, debido a una grave enfermedad que sufrió su madre, reconoce haber tenido que ir al psicólogo en más de una ocasión por lo terriblemente desestabilizado que lo dejó toda esa situación.

Siendo muy consciente de que no siempre ha sido un buen chico, este artista está realmente comprometido en cambiar hábitos que terminan siendo nocivos para él y cuando le preguntan si hay algo que de lo que se arrepienta y si le gustaría cambiarlo, pues, él responde con un rotundo sí. “Me imagino que no hay nadie que pueda decir que no se arrepiente de nada. Aunque tampoco he sido un demonio. Pero es cierto que la he liado… y encima me ha gustado liarla”, explica, una vez más, haciendo gala de su sinceridad.

En términos generales, algo que siempre ha llamado la atención de este rapero es que, a pesar de ser muy suelto sobre los escenarios, es muy tímido y básicamente, esa es una de las razones por la que mantuvo en secreto durante mucho tiempo su estrecha relación con los gemelos del rap Ayax y Prok, con quienes compartió parte de su infancia, durante su estadía en Granada. “Siempre he sido muy tímido, cantaba solo a los amigos y los gemelos eran los que me obligaban a cantar delante de la gente”.

Una vida completamente diferente

Como bien es sabido, la carrera musical de Fernando Costa inicia en el año 2018, cuando lanza su primer trabajo de estudio Yipiyou, superando más de 4 millones en tan solo 4 meses, lo que se traduce a un millón por mes, una hazaña realmente sorprendente para alguien que recién se está dando a conocer. “Intenta plasmar que ha habido una madurez desde que saqué el primer disco hasta ahora.

Musicalmente he intentado que la gente no escuche siempre el mismo tipo de temas, que cuando vayas escuchando el álbum pases por diferentes momentos. No es un trabajo plano, creo que hemos conseguido este objetivo, porque se ve una evolución”, comenta a una entrevista hecha por Fleek, donde reflexiona de manera muy profunda sobre el alcance de su trabajo musical.

En un principio, trabajó de la mano del Dj y productor Blasfem, quien creó las pistas para fusionar con las letras del rapero y con las cuales han logrado posicionarse en uno de los primeros lugares en las carteleras musicales de toda España, luego de eso, pasó a trabajar con Dj Datflex, no obstante, de manera individual ha sacado canciones como Vida Real, Génesis o Al filo. A pesar de tener una corta trayectoria musical, los números lo respaldan, afirmando que su música ha logrado generar un impacto entre su fanaticada, así como su personalidad que también ha dejado una huella representativa en el público.

En cuanto al resultado de su éxito, el cantante hace la siguiente reflexión: “Quiero que todo esto no me afecte demasiado porque mañana se puede acabar. Al final, este pensamiento me anima a seguir luchando e intentar hacer las cosas mejor. Hay que no creérselo, disfrutarlo y agradecer todo lo que, pasando, porque es una vida que le toca a uno entre un millón”.

Un rapero con inteligencia emocional

Desde su salto al mundo del estrellato, indiscutiblemente muchas cosas cambiaron para Fernando Costa y una de ellas, es la forma en que la gente empezó a mirarlo después de eso, reconociendo porque algunos de sus colegas la han llegado a pasar tan mal por ese mismo asunto, por lo que reflexiona “Entiendo a la gente que sufre mucho el tema de la fama, lo de que te reconozcan por la calle y que esperen cosas de ti, pero yo me he refugiado en mis colegas y en mi familia, en hacer lo que me gusta, en no cambiar mi estilo de vida y en serle fiel… y por ahora no me ha jodido. Si no tienes inteligencia emocional, eso te come”.

Y cuando de salud se trata, el mentado nos refiere “Espero que a Fernando Costa le espere salud, ser feliz y que las cosas vayan como hasta ahora; hay que intentar disfrutar de esto y lo que dure, duró, porque un día estás…y al otro ya no estás”, siendo muy consciente de lo efímera que pueden llegar a ser las cosas, dentro de un mundo tan agitado como en el que recientemente ha elegido vivir.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad