Mucho Muchacho y su legado

Nacido en El Prat de Llobregat, Oliver Gallego Sarmiento se convirtió en Mucho Muchacho a principios de los noventa cuando trabajó junto a MC Make en el grupo Eat Meat y su talento incipiente se hizo sentir al ganar el concurso de maquetas de Rockdelux.

Hoy, aunque inactivo en la esfera rapera, Mucho Muchacho continúa siendo una referencia del hip hop es en español, pues dejó una huella imborrable como miembro del grupo 7 Notas 7 Colores.

Formado a inicios de los noventa, Muchacho se alió con DJ Neas y Dive Dibosso para crear líricas impresionantes que calaron en los amantes del estilo musical. También se caracterizaron por usar jerga de países como México, Chile y Argentina. Juntos lanzaron Con esos ojitos/Puercos, Hecho, es simple, La Medicina, 77, Gorilas y Bananas y La Mami Internacional. Sin embargo, el grupo se vino abajo en el año 2011, aunque desde el 2008 habían dejado de hacerse sentir en la radio.

7 Notas 7 Colores

7 Notas 7 Colores se hizo sentir con Hecho, álbum lanzado en 1997 pero que también marcó el adiós de DJ Neas para darle paso a Eddy la Sombra como MC y Dj Vadim.

El grupo rompió lazos con su entonces sello disquero y creó el suyo propio: La Mami Internacional. Bajo este, sacaron su último álbum, usando el mismo nombre de la disquera. Su éxito fue indiscutible: 7 Notas 7 Colores fue nominado por Mejor Álbum rap/hip-hop.

Si bien no se llevó el premio a casa, es difícil olvidar el legado de este grupo cuyas canciones versaban sobre temas como las drogas, la policía y las mujeres.

Muchacho, en solitario

7 Notas 7 Colores entró en una especie de parada y Mucho Muchacho siguió haciendo lo suyo, ahora en solitario. Para ello, lanzó C.R.E.A.M. su propio sello musical con el que editó el LP Chulería. Este material musical fue bien recibido por sus fans, al igual que The Hip-Hop Institute Vol. 1, un mixtape lanzado bajo el seudónimo Dj Skinni Banana Cap.

Pero en 2007, el grupo que lo dio a conocer regresó al estudio, esta vez con nuevos integrantes y mucha controversia: la canción “Tenemos Droga” fue lanzada un año después y fue señalada por su irreverencia.

En la actualidad, Mucho Muchacho se dedica a ser DJ. Puedes escuchar su trabajo en discotecas de Ibiza y en fiestas de Hip Hop donde también pincha.

Si bien lanzó un LP en 2013 con su nuevo grupo: Cookin’ Bananas, el estilo de la música era muy diferente a lo que conocía su fanaticada y desde 2019, Muchacho ya no se atrevía a presentarse en vivo.

Sin embargo y como muchos otros artistas, Muchacho se abrió paso en las redes sociales y, en plena pandemia se dedicó a hacer streaming en el que presentó nuevas canciones y se dedicó a diversas actividades como la pintura, el interiorismo y la reedición de sus vinilos Chulería y La Mami Internacional. De la misma forma, se encargó de abrir el Kiki & Riki, un restaurant de pollo frito que espera que se convierta en una franquicia.

Pero mantener la mente (y los bolsillos) ocupados no fue suficiente para calmar su mente creativa. Sobre esta etapa de aislamiento, Muchacho manifestó que fue muy dura “no por lo económico, sino por lo mental, porque al final uno es animal del escenario”, dejando ver cuánto le hacía falta estar en una tarima.

Enfocado en su legado

Visto desde afuera, podría considerarse que, a pesar de su talento y su bien establecido lugar en el mundo del rap y el Hip-Hop, Muchacho parece un poco difuso e inconstante en su carrera musical. Su historia musical tiene grandes picos de popularidad, mientras que en otros momentos parece convertirse en un recuerdo.

No es que Muchacho no haya estado trabajando. Constantemente crea nueva música desde casa y se aprovecha de las redes y las nuevas aplicaciones para darlas a conocer a través de Spotify. Fue así como conocido “No voy a ningún lugar”, “Feo” y “Lo que no estaba escrito”.

Y así lo prefiere. Muchacho confiesa que aquello de la fama ya va un poco de lado y se enfoca en hacer lo que le gusta sin estar pendiente de cuánta notoriedad reciba en los medios de comunicación. Después de todo, el trabajo ya lo hizo y ya se estableció como una figura importante del rap. “No tenga esa ansiedad de sacar disco y estar en el candelero. Eso ya lo hice. Lo que debo hacer es cuidar del legado, mantenerlo vivo”, dijo a una publicación.

Además, Muchacho se aprovecha de una versatilidad que siente en el hip-hop para crear lo que se le plazca: “lo bonito del hip-hop es que cualquier estilo sirve para construir una base: una batería de rock, un ‘sample’ de jazz o algo de Kraftwerk”.

Apoyando a las nuevas generaciones

En 2016, Muchacho protagonizó una controversia en México siendo acusado de divo y poco profesional, exigiendo más dinero justo antes de subir al escenario. El rapero salió al paso de estas acusaciones, asegurando que hubo una falla en la organización de los eventos (eran tres conciertos) y, por tanto, presionó a la productora para obtener lo acordado.

Por otro lado y mirando cómo se mueve todo desde lejos, Muchacho sigue manteniendo una creatividad abrumadora al igual que una energía que no le permite parar se moverse. Es así como se ha dedicado también en a la producción, trabajando junto a Tony Touch y Cookin Soul. También hizo un tema con C. Tangana, cuyo genio admira.

“Es lo máximo (…). A mí ahora me gustaría ser C. Tangana y tener esa libertad de hacer rap, flamenco, bachata… Lo envidio sanamente”, manifestó Muchacho sobre el rapero del momento.

Pero para mantenerse como un pionero del rap, Muchacho debe mantenerse con los oídos abiertos y la confianza en alto. Es así como revela: “no hay nacido el MC que me guste, tampoco ha nacido el MC capaz de echarme. No ha nacido ese pavo, ni va a nacer mientras yo viva”.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad