Erika Dos Santos

Erika Dos Santos, la caboverdiana que llegó al top del Freestyle español

En el año 1997 nace en Cabo Verde, la mujer que hoy en día se conoce como Erika Dos Santos o Erika2Santos, cuya nacionalidad es española y se ha encargado de mantener por lo alto el rap mujeril dentro de la madre patria, siendo una de las pioneras en el Freestyle femenino. Actualmente, reside en San Cristóbal, Madrid, deleitándonos con su arte desde 2016.

Erika Dos Santos y sus emocionantes batallas de gallos

Una de las primeras contribuciones de la española de origen caboverdiano fue en el año 2016, cuando participó en el festival Sense Urbano, alzándose con el segundo lugar, cediendo en esta oportunidad ante el rapero Alberto Robledo. Sin embargo, lo que para muchos significó una derrota más, para Erika era el inicio de lo que sería una imparable carrera musical dentro del panorama del rap español.

Para el año 2017, marca una pauta en la historia, al convertirse en la primera mujer que pasó a la ronda inicial en la Batalla de gallos Red Bull de ese año y alcanzó llegar hasta la prueba que, para ese entonces llevaba el nombre de “El ultimo hombre”, dejando al público y jurado completamente anonadado por el indiscutible talento y el temple tan aguerrido que posee.

Como aspecto resaltante, a partir de ese momento, la organización decidió cambiar esa denominación sexista por “La última oportunidad”. Sobre esto, la española se pronuncia con mucho orgullo: “Son pequeños cambios que a lo tonto pueden hacer grandes cosas. Pensé que se iba a quedar solo esa temporada, pero al día de hoy se sigue llamando así”.

Asimismo, en el año 2018, fue parte de la edición española del programa televisivo de nombre Factor X, recibió múltiples felicitaciones por su gran actuación con Cuatros Síes, en el que, incluso, llegó a ser comparada con la rapera de nacionalidad trinitense Nicki Minaj.

De manera consecutiva, en el año 2019 la rapera sumó otra participación en la popular batalla de gallos de la Red Bull, donde, junto con Sara Socas, fue una de las dos únicas mujeres semifinalistas. Sin duda alguna, este momento marcó un antes y después para el rap mujeril no solo de España, sino, de todos los países de habla hispana.

Una rapera con un amplio sentido de pertinencia social

En la época actual, se ha visto una notable evolución en cuanto a la pertinencia social que tienen los artistas para con la sociedad y un claro ejemplo de esto, lo es nuestra rapera Erika Dos Santos. Quien, de la mano de otros colegas ha sido partícipes de numerosos talleres, jornadas y actividades en general, sobre la concientización y la importancia de la salud mental como eje central para el desarrollo de personas autosustentables y útiles para la sociedad.

De un modo más particular, es preciso señalar que para el año 2016 bajo la organización de TEDxYouth, Erika2Santos participó en una serie de charlas llamadas: Cosas que hacer antes de morir, dictadas en Madrid. Así como también, formó parte de un proyecto social que utiliza el rap como una forma de intervención social, generando, sin lugar a dudas, un impacto positivo dentro de la sociedad.

Para el año 2018, junto a su colega y amiga Sara Socas dictaron talleres dirigidos a adolescentes con riesgo de exclusión social, en los diferentes institutos educativos de la comunidad de Madrid, donde abordaron aspectos como el respeto, la superación personal y la igualdad de géneros. “No hace falta usar la violencia para sentirse mejor, para eso está el Freestyle”, es una frase muy característica de la rapera.

Una juventud comprometida

Las redes sociales pueden ser un arma de doble filo y es por ello que en España existen múltiples instituciones y foros que nos enseñan a darle un mejor uso a estas herramientas informáticas, siendo uno de estos, la fundación Esplai, donde se ha visto la incuestionable colaboración de Erika2Santos.

Deleitando a sus participantes con una fabulosa exhibición de Freestyle, instando a los jóvenes y a la ciudadanía en general a reducir las causas injustas, a luchar por las injusticias, y a hacer un uso críticos de sus cuentas en redes sociales, respetando la individualidad de cada ser humano.

Cada vez son menos las chicas que se atreven a alanzarse al agua con el Freestyle

Si bien es sabido que Erika2Santo empezó en el ámbito musical, netamente tocando la guitarra y haciendo improvisaciones con instrumentales de piano, solamente como forma de desahogo, cuando descubre el estilo libre del rap, fue el despertar de un nuevo mundo para la chica. Sin embargo, no todo ha sido tan sencillo como parece, porque, antes de empezar a rapear “como Dios manda”, Erika primero tuvo que vencer el miedo, ya que para ese entonces no era natural mirar a una mujer rapeando codo a codo con un hombre, en una batalla de gallos.

A pesar de su indiscutible talento, en muchas ocasiones fue infravalorada, lo que solo sirvió de combustible para despertar todo el talento oculto. “Siempre había asumido que las mujeres no podían estar en estos espacios. Y no fue hasta que vi a la catalana Jess participar en una batalla que pensé: ¡Ah, que las mujeres pueden rapear!”

Echando tabúes por tierra

Que nadie te diga que no puedes lograr eso que tanto te quita el sueño y por lo que tan duro has trabajado. En el escenario del rap, son pocas las mujeres que tienen el valor de medirse con hombres, encima de un escenario. En parte, por falta de vigor o por la baja aceptación que históricamente ha tenido el rap femenino.

Sin embargo, hay artistas como Erika Dos santos que se han dedicado a marcar una nueva pauta. “Digo siempre lo que pienso, intento quitarme los máximos tabúes de encima”, explica, en una entrevista hecha en el podcast español Por fin no es lunes. Dejando en claro con esto que, así como los colores no son para mujeres u hombres, la música tampoco. “El verdadero fin del arte debe ser transmitir y llevar consuelo.”

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad